miércoles, octubre 24, 2007

La Previa 2007-08. Miami Heat.


De campeones a grandes derrotados. Si las lesiones no tenían ya martirizados a los pívots, fueron a atacar también a la gran estrella del equipo. Demasiado (y demasiados) veteranos y ya con anillo, las fuerzas fueron menos y se vieron sorprendidos en primera ronda un grupo de jóvenes que apunta cada vez más hacia el trono del Este.


Re-encuentros en la tercera fase.

O tercera edad.

De puntillas, sin hacer ruido alguno. Así fue el regreso de Penny Hardaway a la NBA. A diferencia de tantos otros jugadores retirados, lo suyo no apareció en la prensa, algo que concedió más solidez y credibilidad a su retorno. Sin fuegos de artificio. Pat Riley comprobó que su estado físico tras dos años sin jugar (que no sin entrenar) era bueno, y rubricó el contrato, dando de esta forma paso al reencuentro de dos ex compañeros que un día tuvieron el Este en sus manos (aunque con asterisco).

En el draft se decantaron por una de las grandes decepciones del año universitario, Daequan Cook. Irregular hasta la extenuación y discreto en el mejor de los casos, al menos fue inteligente y se presentó este año, puesto que era el único en el que tenía opciones de salir en primera ronda.

Después trataron en vano de contratar a Maurice Williams, Steve Francis y, más recientemente Charlie Bell. Es curioso cómo la palabra "fracaso" es capaz de describir la temporada anterior, la venidera y todo cuanto ha acontecido entre ellas. Tras las dos primeras negativas, se decidieron por fichar a Smush Parker, al que Phil Jackson se encargó de recuperar para el baloncesto.

El capítulo de renovaciones lo cerraron mi queridísimo Alexander Johnson (prometo no meterme con él durante unos días) y un sinfín de morralla que va desde el diminuto Brian Chase hasta Devin Green (del filial de los Lakers en la NBDL), pasando por Marcus Slaughter y Jeremy Richardson (ni siquiera los Hawks y los Blazers le quisieron el año pasado).

Todo ello para contrarrestrar el rosario de bajas que ha vivido la franquicia este verano. Jason Kapono firmó el contrato de su vida (Dios sabe si será capaz de hacer méritos para justificarlo) con los Raptors, James Posey marchó a la tierra prometida de los Celtics, para ayudar a hacer el trabajo sucio del Big Three, Eddie Jones puso pies en polvorosa con destino Dallas y Gary Payton debe estar pensando en ya en la retirada.

Sólo cambiar lo obligado.

La llegada de Smush Parker no es algo que haga peligrar el puesto de cualquier base, aunque sí debe serlo el hecho de que la franquicia haya tenido como principales objetivos este verano a 3 bases. Aún con todo, Jason Williams seguirá siendo el poseedor de tan preciado privilegio. Nunca será el mismo que levantaba expectación con cada pase y a buen seguro que se perderá sus acostumbrados 20 partidos por culpa de las rodillas, pero tampoco le hará falta mucha salud para subir el balón del punto A al putno B y esperar pacientemente a que saquen algún balón para él.

Eso pasa cuando tienes a Dwyane Wade en tu equipo, que no todo iba a ser bueno. La temporada pasada las lesiones llamaron a su puerta, le vimos llorar y le vimos retirarse en silla de ruedas con el hombro colgando. Este verano se sometió a una operación para repararlo y como consecuencia se perderá el primer mes de competición. Si los Heat quieren volver a ser algo, le necesitan sano.

Una situación tan desoladora tenía que tener su lado positivo, y ése no será otro que Dorell Wright. El año pasado comenzó la temporada de titular y durante aquellos primeros compases no lo hizo nada mal, manteniéndose activo (y efectivo) en ambos lados de la cancha. La salida de James Posey le permite acceder a este puesto, aunque tiene que demostrar que es capaz de anotar desde el exterior, más allá de dejar grandes jugadas para la galería.

El que contrasta entre tanto lisiado y tanta irregularidad es Udonis Haslem. El trabajador por excelencia. En ataque su aportación es testimonial, pero en defensa su intensidad para el rebote y los rivales resulta impagable. Como impagable sería que dejara de una vez quieto el puñetero protector bucal.

Con el final de su carrera cada vez más cercano, Shaquille O'Neal sigue generando ventajas para sus compañeros. Si no se pierde muchos partidos por lesión, se los perderá para descansar, sean cuales sean las demás opciones que tenga el equipo por detrás de él. Dosificarse es la mejor medicina a estas alturas para llegar en forma al tramo importante. Aunque de nada sirve si el equipo llega sin opciones.

Rebuscando entre la nada.

Riñón a cuestas incluidom Zo sigue siendo el jugador más potable que tiene Riley a su lado en el banquillo. En las labores defensivas, mantiene un nivel notable, mientras que en ataque continúa siendo imparable en las cercanías del aro. La vela se va consumiendo poco a poco, pero mientras haya luz hay esperanza. Sabe lo que tiene y juega por el mejor placer de jugar, por lo que aún estará en disposición de ayudar.

La vieja guardia se completa con el regreso de Penny Hardaway. Riley dio el visto bueno a su físico, pero las perspectivas de arruinar la excelente imagen que queda en el recuerdo de los partidos clásicos (algunos no tuvimos la suerte de verlo a su debido momento), infunde respeto al más pintado. No tiene contrato garantizado, así que deberá ganárselo durante la temporada... si es que la empieza.

El físico que no recibió el aprobado del entrenador fue el de Antoine Walker. A estas alturas de la vida, resulta irónico que alguien le reproche a Fatoine estar pasado de peso. ¿Dónde estuvo el listón de Riley estos dos últimos años para que le dejara jugar? Si ya el año pasado también le dieron la amonestación y más tarde le indultaron, ¿Cómo demonios llegó? Lo que hace la necesidad. Alero o ala-pívot de mentira, lo único que está claro es que no se acercará a más de 6 metros del aro.

Al final Smush Parker acabará pareciendo un jugador a la altura. Este año le veremos enchufar de tres. Ya se sabe: con huecos todo es posible. Y si no los hay, Chris Quinn ya encontrará alguno por el que meterse. Total, este año estará "crecio" por no haber sido el más bajo de la plantilla. Porque no es lo mismo tener a Shaq dentro que tener a Michael Doleac, por oficio que éste ponga.

Con esta situación, es posible que hasta Cook acabe teniendo minutos, pese a su condición de novato.

Previsión.

El año pasado ya tuvieron muchos problemas. Esta temporada son un año más viejos (decir veteranos sería ya poco preciso) y los problemas de lesiones parecen no haber remitido y atacan desde el principio.

A ello hay que sumar la fuga en las alas, donde han perdido a dos jugadores sólidos y sólo han fichado a un jugador que llevaba desde noviembre de 2005 sin jugar.

No sería una sorpresa que se quedaran sin Playoff.

12 comentarios:

Imanol dijo...

con el fichaje de ricky davis han pensado en el presente. tienen una plantilla mas completa. Haber si lo hacen mejor que el año pasado. Algo no muy dificil.

heat dijo...

Eso Mich, te ha quedado algo "antigüo" el análisis de Miami. Con Tricky subimos muchos enteros, y Blount ayudará en la pintura. Y encima nos sacamos de encima a Fatoine. Que más queríamos nosotros?

Y a ver cuando te vemos de nuevo por el forillo ;)

true wolf dijo...

Me uno a la petición de Heat, se echa en falta sarcasmo y acidez en el foro. Y también tus conocimientos, que no son pocos ;)

Ya ves, McHale la vuelve a cagar y les pone en bandeja los Play-Offs y, a poco que hagan, el primer puesto de la sureste. Si Wade está bien, por supuesto...

Juanejo dijo...

con tricky mejoran algo, pero es cada vez mas el wade sistema. Como cojones harian para engañar a mcfail y mandarles a walker?

Mosdef13 dijo...

Yo no espero demasiado de los Heat... Cada año les veo peor! Y mas requeteviejos!!
Los fichajes que hace, no me convence nada! ADemás O'neal ya empieza a estar sobre algodones siempre, Wade volvera a estar muy solo... y el Este, ya no es lo qu era!

Si os apetece podeis echar un vistazo a nuestro blog:

http://clasicosenaccion.blogspot.com/

Un saludo a todos!

El Perro. dijo...

PAra cuando los siguientes Mich, quiero ver el analisis de mis Wolves y mas tras el partido de hoy

Anónimo dijo...

Yo creo que el traspaso de Walker fue acertado, pero la llegada de Davis no les va a solucionar nada. Davis es un jugador problemático que necesita sentirse demasiado protagonista. A mi modo de ver es incompatible con Wade

Pirrimarzon dijo...

Me parecen acertados muchos de tus comentarios, pero algunos pueden resultar demasiado agresivos con determinados jugadores, en especial con los descartes de las ligas de verano. Algunos de esos jugadores pueden aportar mucho en Europa y retornar como lo hicieron Anthony Parker y otros más.
Un saludo

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Richi dijo...

Lleva un tiempo sin actualizar Michigan... raro es

David dijo...

Hola no se si sigues con el blog pero si quieres podriamos hacer un intercambio de links. My blog es www.basket-blog.es
Un saludo

lucas dijo...

Hola, el blog esta muy bueno, te felicito y te espero en mi blog, cuando puedas para q dejes tu mensaje y respondas la encuestas, nos vemo.

Inttercambiamos links.