domingo, noviembre 12, 2006

El partido de Cuatro. New Jersey - Miami.

Un partido con las bases muy asentadas, sin demasiadas sorpresas para el espectador que había preparado el partido. Duelo de bases, duelo de anotadores, unos apuntando a la pintura, otros haciendo daño desde lejos.

El duelo de anotadores correría a cargo de Vince Carter y Dwyane Wade. Tras el desastroso Mundial, el vigente MVP de las Finales se ha decidido a demostrar que su tiro no es tan deficiente. Lo hace, además, utilizando un recurso en absoluto desuso: el tiro a tabla. Con los dedos de una mano pueden contarse los hombres altos (al fin y al cabo es un recurso propio de ellos) capaces de utilizarlo. En la reanudación se encargó de liderar la reacción de su equipo: canastón a aro pasado, robo por detrás, contraataque y asistencia para canasta fácil de Antoine Walker (muy atento en defensa, por cierto) y canasta sobre la bocina tras gran defensa local y peor ataque visitante fueron algunas de las acciones más destacadas hasta conseguir con el 60-59 la que sería la primera ventaja de su equipo. Vince Carter, por su parte, comenzó el partido anotando la mitad de los puntos de su equipo sin fallo, y tuvo que cortarse con el tablero en una mano para volver a enchufarse en el partido. Sus 7 puntos en el último minuto de nada sirvieron. La derrota de su equipo ya estaba servida en bandeja.

Jason Kidd y Gary Payton volvían a verse las caras. De pequeño, en esa fuerte amistad asentada en Oakland, Payton era el que le robaba (literalmente) los balones a Jason Kidd. Ahora las tornas han cambiado y, pese a que ambos afrontan el ocaso de sus carreras, el de los Nets lleva mejor esta veteranía. Como grandes amigos, se repartieron el protagonismo. La primera parte se la llevó Kidd, que a base de rebotes ofensivos, transiciones rápidas y pases de canasta iba cimentando lo que parecía ser un nuevo triple-doble (muy poquito faltó para ello). Suya fue la responsabilidad de echarse el equipo a la espalda tras la lesión de Richard Jefferson. En la segunda, la sorpresa llegó con la buena actuación de Gary Payton en el tiro exterior, ayudando a mantener a los Heat en el partido primero, echando tierra de por medio después.

En un ejercicio de síntesis avanzada, juntaremos ambos factores en 15 segundos de partido. Porque yo lo valgo. A falta de un minuto para finalizar el tercer cuarto, y con 73-71 en el marcador, Dorell Wright recibió un tapón a manos Marcus Williams (partido gris de ambos), Jason Kidd se hizo con el rechace defensivo, salió al contragolpe como alma que lleva el diablo y, tras un sensacional amago a la derecha, finalizó con un 2+1 para empatar el partido a 73. Siguiente jugada, Wade va directo al grano. Ataca la canasta sin que Antoine Wright pueda hacer nada salvo desestabilizarlo. Esfuerzo en vano, puesto que, como nos tiene acostumbrados, fue capaz de rectificar en el aire y sacar un 2+1 que volvía a poner a los Heat por delante en el marcador.

Las fortalezas y debilidades de cada equipo hicieron acto de presencia, pero no de la forma más esperada. Cumpliendo con el guión establecido, 92 de los 106 puntos anotados por los New Jersey Nets llegaron gracias a su juego exterior, donde Antoine Wright sigue reivindicándose tras un año en el más completo ostracismo. Nunca es tarde si la dicha es buena y, además de los 16 puntos con buenos porcentajes, será el encargado de suplir la baja de Richard Jefferson. Miami apuntó donde más le duele a los Nets y cargó balones continuamente sobre un O'Neal tristemente desacertado. Hasta ahí todo normal. Lo que nadie esperaba era la irrupción del factor Haslem: los tiros de media distancia siguen sin entrar, pero en las cercanías del aro mostró una efectividad hasta ahora nunca vista. Con sus 28 puntos (gran serie de tiro) marcó su mejor registro anotador en la liga. Él, y la imposibilidad rival de parar a un interior limitado de cara al aro, acabaron por decantar el partido para los vigentes campeones.

3 comentarios:

true wolf dijo...

Espectacular Kidd con sus 18 asistencias + triple doble. De momento récord de la temporada, y otro box score más para guardar en casa.

Y muy bien tus Kings, esta vez a costa de unos Raptors donde Garbajosa ha disputado 3 minutitos tan solo...

hill dijo...

De donde sacas toda esta informacion? Que grande si señor...

michigan dijo...

Cultura general, Hill, cultura general :D

A base de leer artículos y noticias hay cosas que acaban sabiéndose.