jueves, septiembre 08, 2005

Larry Brown. Orden en un equipo sin ley.

Un anillo y un subcampeonato de la NBA en 2 años. No parece ser ese el balance de un entrenador que deja su cargo, pero si, muchos eran conscientes de que si etapa en Detroit habia terminado. Para bien o para mal, su estancia en la franquicia de Michigan marco una forma de entender el baloncesto. Su forma. El invento (por llamarlo de alguna forma, puesto que aqui todo esta inventado) estaba funcionando, pero por causas ajenas a nuestro alcance, su etapa estaba finiquitaba.Resuelta esa duda, tan solo quedaba por resolver su destino: unos apuntaban a una posible retirada, alundiendoa problemas de salud... y a la edad, que no perdona. Otros, la inmensa mayoria, daban por hecho su llegada a los Cavaliers para desempeñar el papel de director deportivo, una posibilidad que aunaba la retirada de los banquillos con el indudable atractivo de construir un equipo en torno a LeBron. Y, detras de todos ellos, rumores que le situaban como uno de los nombres barajados para el banquillo de la Gran Manzana. Pero no, eso es imposible, los Knicks no son un "Equipo Brown". Y no, no lo son, pero esta vez gano el romanticismo: "El baloncesto empezo para mi en esta ciudad, y en ella quiero que acabe". El decidio, y ahora le toca hacer de los Knickerbockers un equipo competitivo... bueno, de momento, hacer un equipo.

Tiempo de obras en Broadway.
Si, asi es, tiempo de obras. Mucho cemento tendra que echar Larry para conseguir un equipo solido y un proyecto estable. Tareas como las de reinventar a Marbury (con el que se espera alguna bronca como la que tuvieron en Atenas o incluso su salida del equipo), conseguir un juego exterior mas ordenado, lograr una mayor presencia en la zona... mucha tela que cortar.

En el puesto de base, sus intenciones han quedado claras: ha solicitado pulbicamente el fichaje de Eric Snow, un jugador veterano del gusto de Brown y al que ya tuvo a sus ordenes en su etapa como head coach en los 76ers. Cuanto menos curioso, puesto que uno de los jugadores elegidos en primera ronda del draft es un draft de gran proyeccion como Nate Robinson y la gran estrella del equipo en Stephon Marbury. Y es aquidonde las malas lenguas se han empezado a afilar, sugiriendo un posible cambio de posicion para Steph, como ya ocurriera con Iverson tiempo atras. Hasta el momento, la contratacion no se ha hecho efectiva.

Como escoltas, a priori la plantilla cuanta como principales referencias a Jamal Crawford y Quentin Richardson, amen de los contratos andantes en que se han convertido Penny Hardaway y Allan Houston, y no porque sean malos, sino porque su peso salarial y las lesiones han pasado a un primer plano en detrimento de su juego. Una posicion bien cubierta, aunque con un pero: Jamal no parece ser tampoco del agrado de LB. Desde luego que su forma de jugar no ayuda, y un posible traspaso, un descenso de minutos o un cambio en su estilo son las opciones que mas se barajan. Como dato, entre Q y Crawford la temporada pasada se jugaron mas triples (1143 lanzamientos de 3) que todo el equipo de los Pistons entero (1053).

Entre los aleros tambien hay lio: por un lado, esta Tim Thomas, un jugador sobrepagado como pocos y cuyo futuro en el equipo no parece ser muy halagüeño. Un jugador excesivamente blando, con escasa aportacion a la defensa, dedicacion cero y esfuerzo nulo, 3 rebotes midiendo 2.08... Q tambien aparece como baza para esta posicion, aunque para ello, deberia poner un quinteto en cancha excesivamente bajo y con predileccion por el ataque y la individualidad, sistema muy distante de lo que el neoyorquino quiere. Y, detras de ellos, Trevor Ariza, un buen proyecto de futuro que con minutos deberia salir a flote.

Y llegamos al punto caliente, el juego interior. Lo mas remarcable, la falta de altura. Terrible. Como seña de identidad del equipo, los ala-pivots bajos. Los mas altos, Maurice Taylor y David Lee, cuentan con tan solo 2.06 metros de altura. Ambos, son jugadores con calidad suficiente pero estilo no muy acorde con el estilo LB. Los otros dos, Mike Sweetney y Malik Rose, se ajustan mas a ese sistema, aunque ninguno de los dos pasa del 2.03. El de Georgtown es un 4 con gran presencia en la zona, duro y fuerte bajo los tableros, peleon, aunque conforme se aleja del aro su efectividad baja drasticamente. El veterano de Drexel es el mas bajo, con apenas dos metros, pero su etica de trabajo y constancia le hacen ser una buena baza del gusto del nuevo entrenador. En el apartado de centers, encontramos tan solo a Jerome James, recientemente firmado, y Channing Frye, el nº8 del pasado NBA Draft. El primero, un jugador hasta ahora sin minutos y sin resultados, taponador y con kilos de sobra para luchar en la pintura, pero no deja de aparecer la sensacion de haber conseguido su contrato gracias a la excepcional serie ante Sacramento en los pasados Playoff. El segundo, un rookie con talento, buen tiro a media distancia y con habilidad para el tapon, pero al que muchos le acusan de falta de agresividad en cancha, sobre todo a la hora de luchar por el rebote.

Con semejante plantilla, Larry tendra que marcarse un buen musical si no quiere que todo acabe en tragedia griega. Los trabajos ya han empezado en Broadway.

Bancarrota en Wall Street.
No, no se espera. Una franquicia situada en NY nunca tendra problemas economicos, pero no seria raro que los hubiera tenido con semejante carga de salarios que lleva arrastrando en los ultimos años.
El caso mas sangrante es sin duda alguna Allan Houston, un jugador bueno en su tiempo (aunque no tanto como su salario indica) pero al que las lesiones cronicas en la rodilla han acabado por destrozarle el final de carrera. Se esperaba que fuera cortado mediante la famosa amnistia,pero a estas alturas nadie espera un movimiento inteligente de Isiah Thomas, por lo que decidio cortar a Jerome Williams, jugador que dos dias despues se retiraria. Ahora Allan, de profesion lesionado, tiene por delante 2 años y 40 millones por cobrar, aunque de lejos comienzan a oirse los ecos de la retirada. Caso similar es el que vive Penny Hardaway, maravilloso en su dia e irreconocible ahora. Como en tantos otros casos, su contrato es lo unico que le queda de tiempos mejores, aquellos en los que era uno de los grandes de la liga y de los mejores proyectos de futuro. Sus 16 millones en ultimo año de contrato le pueden hacer muy apetecible para los equipos en febrero, como Tim Thomas y sus 14 kilos. Por su no fuera poco, aun se sigue pagando el salario de Shandon Anderson, al que le quedan 13 millones entre los proximos dos años. Asi las cosas, el equipo aparece sumido en un mar de millones en salarios, sin duda la mayor suma de la liga (aunque Cuban resulta un gran competidor). Sin duda LB se encargara de "borrar del mapa" a mas de uno. Al tiempo. Larry Brown ha llegado

2 comentarios:

PaWeR dijo...

Me estoy leyendo los artículos, aprovechando que ahora tengo algo de tiempo, y así me pongo realmente al día sobre como ha sido el verano en la liga.
Me gustan tus opiniones y tu forma de escribir. ¡Sigue así!

markalexander67134032 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here