domingo, agosto 26, 2007

Alexander Johnson en el país de las oportunidades.

Pese a la demostrada inoperancia a más de 3 metros del aro. Pese al insólito escorzo aéreo al que algunos se atreven a llamar "mecánica de tiro". Pese a haberse visto claramente superado por las circunstancias. Pese a ser él mismo, Alexander Johnson ha conseguido otra oportunidad en la NBA. Y lo ha hecho en los Miami Heat, con un contrato de 1.5 millones de dólares por 2 temporadas, siendo la segunda de ellas opcional (por parte del equipo).

Pequeño pero con mucha fuerza, este ala-pívot ha encontrado las condiciones ideales para conseguir un contrato. Antigua estrella local como jugador de la universidad de Florida State, su libertad ha coincido con la imperiosa necesidad de un 'cuatro' por parte de los Miami Heat.

Los de Pat Riley sólo contaban en ese puesto con Udonis Haslem (Antoine Walker nunca más será considerado un amago de jugador interior) y con un Wayne Simien que, superaba la salmonella que le mantuvo inactivo durante casi toda la temporada pasada, pasará todo el verano recuperándose de una operación en su rodilla.


La Diosa Fortuna ha querido que en el país de las oportunidades haya también una para un jugador que, hasta el momento, no ha sido capaz de demostrar nada.

¿Lo hará al lado de Shaq?

2 comentarios:

Poomerang dijo...

Está claro que es un jugador muy limitado, pero será de los que se labrará una buena carrera en la Liga como especialista. Hoy en día con físico e intensidad en puestos interiores tienes contratos asegurados, mirad a Ben Wallace (salvando las distancias).

hg dijo...

Pues yo le veo como muy marginal y fuera de la liga en 3 años