domingo, septiembre 30, 2007

La previa 2007-08. Charlotte Bobcats.


Los Bobcats afrontan una temporada clave en su corta historia de vida, aquella en la que decidieron cambiar su hasta ahora recatada política económica para dar cabida a una de las estrellas de la liga. La ambición ha llegado a Charlotte (que hasta se han atrevido a presentar un logo secundario), pero el hecho de que llegue con Michael Jordan entre bambalinas activa las alarmas.

Good Morning Benjamin Franklin.


La que durante tres años fue una construcción lenta pero modélica, dio un vuelco radical en la noche del draft. El crecimiento cimentado en las elecciones seguras del sorteo universitario y el recato económico (aunque impuesto por las reglas) acabó el mismo día que decidieron acoger a Jason Richardson.

Las reglas del salary cap incluyen también un mínimo que todos los equipos deben cumplir y, este caso, los Bobcats necesitaban añadir 8 millones a su payroll para cumplirlo. Los de North Carolina tenían la oportunidad de presentarse en el mercado de agencia libre como los reyes del dólares, pero en su lugar decidieron hacerse con J-Rich.

El hecho de que el ya ex-warrior haya entrado en una espiral de lesiones y el haber perdido en el cambio a Brandan Wright levantó ampollas, pero la necesidad de un anotador fiable y el valor de la experiencia frente a una nueva dosis de juventud, equilibraron la balanza.

En el paquete llegó también Jermareo Davidson, un ala-pívot de intendencia que, por el momento, no tendrá mayor gloria en el equipo. También en el draft se hicieron con los servicios de Jared Dudley, alero senior de Boston College que tras su buena actuación en el pre-draft se convirtió en uno de los principales objetivos en primera ronda.


Sin tiempo para la reacción, más revuelo: los Bobcats cortaron a Brevin Knight. Quizá porque el base quería buscar aspirar a mayores objetivos y por el rendimiento ejemplar dado, el mutuo acuerdo fue posible para rescindir ese último año de contrato.


La marcha del veterano base no sería la última sorpresa del verano. Pese a que, tras la llegada de Jason Richardson, todo parecía indicar que Gerald Wallace abandonaría la franquicia (y más aún cuando aparecieron equipos como Dallas), Charlotte dio un (pequeño) golpe de mano y le extendieron la renovación. Tras él, las de Matt Carroll, Jeff McInnis o Walter Herrmann, sobre quien ejercieron el año opcional de su contrato.


A día de hoy, sólo queda saber si cerrarán la plantilla con Derek o Alan Anderson. Esperemos que aquí no haya sorpresa.

Quinteto de altos vuelos.



En su cuarto año de vida, el quinteto de los Bobcats presenta ya una formación espectacular.

Raymond Felton ha crecido como base en sus dos primeros años bajo la tutela de Brevin Knight. Acabado el aprendizaje, el tutor legal se fue, y ahora el explosivo base será quien se encargue de llevar las riendas del equipo. Le hemos podido ver incluso como escolta, pero la llegada de Richardson terminará con las probaturas y le obliga a tomar la responsabildad. Pulidas sus dotes de director de juego, tiene trabajo por delante con su tiro. Su velocidad y su gran físico para ser un 'uno' le convierten en un muy buen penetrador, pero para hacer daño debe abrir más el abanico.

Jason Richardson
se enfrenta a una temporada de gran importancia. Los constantes problemas físicos le han bajado de la nube en la que vivía. El año pasado jugó poco y, cuando lo hizo, estuvo lejos de su mejor nivel. La recuperación de la postemporada (posiblemente culpa del contagio de ambición vivido en Oakland) es el camino a seguir en una franquicia que ha apostado muy fuerte por él. Es el primer anotador de categoría que tienen, y como tal necesitan que rinda.


Como alero continuará un año más Gerald Wallace. Y precisamente la continuidad fue la noticia. Por primera vez en su carrera deberá hacer frente a un contrato de cantidades desorbitadas. Es uno de los defensores más completos de la liga, pero resulta muy preocupante que, año tras año, su repertorio de ataque se vaya reduciendo. Cada vez son menos las ocasiones en las que se le ve anotar a más de tres metros de canasta (y nunca fueron muchas).


Llegue quien llegue, Emeka Okafor sigue siendo el principal estandarte de la franquicia. La temporada pasada tuvo un comienzo arrollador, pero las lesiones primero y la realidad después, acabaron con el sueño. La espalda no deja de darle quebraderos de cabeza, y de ello dependen gran parte de las aspiraciones del equipo. Es uno de los mejores defensores interiores de la liga, y cada vez podremos verle más como pívot, vista la sobrepoblación de 'cuatros' y la única presencia de Primoz Brezec.

El esloveno ha disfrutado de sus "años dorados" a costa de un equipo que, tras él, cuenta con muy poquito más. Sin embargo, el experimento llega a su fin, y no extrañaría verle perder la titularidad en cuanto Walter Herrmann vuelva a presionar o, simplemente, Sean May se mantenga sano.


Un banquillo repleto de dudas.


Jeff McInnis
llegó mediada la pasada campaña tras el destierro forzado que sufrió en New Jersey. Nunca volverá a ser el que llegó a ser en Cleveland, pero la marcha de Brevin Knight le concede minutos valiosos como suplente. Su deber será aprovecharlos, como lo hizo en su día Matt Carroll. Este escolta anotador vino como MVP de la NBDL y a base de gran acierto en el tiro y precusión ofensiva, se ha asentado como buen reserva en la liga.


Algo más que eso se esperaba de Adam Morrison, que acabó convirtiéndose en una de las decepciones de la 2006-07. La irregularidad fue su particular cruz, y los aberrantes porcentajes de tiro sólo una muesca más en el revólver de sus detractores. Se espera mucho más de él para esta temporada. Por detrás aparece Jared Dudley, otro alero que llega hecho y que aportará la seguridad que da un jugador con gran capacidad de sacrificio.


Sean May
podría salir por fin de titular. Sin embargo, la gran cantidad de partidos que se ha perdido por lesión (más de 100 en sus dos primeras temporadas) obliga a la precaución. Tiene una gran facilidad para producir en ataque y es mejor reboteador que el pívot del equipo pero, ¿Se atreverá Sam Vincent? De la decisión dependerán también gran parte de los minutos de Walter Herrmann, que finalmente respondió con creces a las expectativas, pero sigue por detrás del de North Carolina en la rotación.


Completan el juego interior tres hombres de brega. Ryan Hollins, que casi quedó inédito la temporada pasada, Jermareo Davidson, hiperactivo y peleón, y Othella Harrington, que apura sus últimos años de utilidad en la liga.

Previsión.

El quinteto presenta ya una pinta magnífica. Una de las cosas que más se echaban en falta era la presencia de un anotador consistente y ya lo han conseguido. Como a tantos otros, les falta un buen pívot, pero eso no será problema para mejorar sus actuales registros.

Sin embargo, los Playoff parecen quedar aún algo lejos. Para tener una oportunidad, deberían mantenerse todos sanos (algo que parece misión imposible para la franquicia) y que Adam Morrison dé de sí más de lo que lo hizo la temporada pasada.

Las 38 victorias parecen factibles.

9 comentarios:

true wolf dijo...

Yo no apuesto mucho por ellos, creo que lo de desviarse del camino les pasará factura. Además, no veo la media de partidos de hombres importantes no creo que pase de 60 vistos algunos historiales...

Gran análisis Mich, tanto este como el resto que has hecho y que recién he terminado de leer.

Juanejo dijo...

me generan dudas, pero deben seguir subiendo su numero de victorias. A ver con el banquillo sano si dan alguna sorpresita gorda. Creo que Okafor acabara jugando de 5 muchisimos minutos. No nos engañemos, Brezec y Hollins no son 5 de fiar, y con el exceso de swingman que tienen, creo que sera la mejor opcion. Lo de brevin knight no lo entiendo muy bien aun, ya que mejora y bastante a mcinnis.

avenida dijo...

Grandes análisis la verdad, estás hecho todo un jugón. El número de victorias si que subirá y es que han mejorado además de que sus jugadores están un año mas experimentados. El Este ha mejorado también, es la pena, pero yo los veo como tu tambíen por encima de 38 victorias.

Juanejo dijo...

por cierto, jugon, he montado una liga fantasy. Pasate por el garaje sonico y apuntate, crack.

heat63 dijo...

Sólo para que sepas que sigo tu blog con mucho interés. Geniales los análisis.

heat dijo...

Y agregar que a los Bobcats los veo bastante bien, no creo que lleguen a PO, pero un puesto 9 o 10 si que les veo. Ojalá Herrmann juegue bastante...

michigan dijo...

Hombre, heat! Un placer verte por aquí ;)

Lo de Brevin Knight, ya digo, yo sólo puedo explicármelo como un pacto entre caballeros. Ha dado un gran rendimiento durante estos años, pero Felton pide paso y no podían garantizarle tantos minutos como podría merecer.

La plantilla mejora con respecto al año pasado pero, como digo en el análisis y bien remarca True (también leo los tuyos, crack), tienen un grave problema con las lesiones.

Y estas afectan demasiado al poco juego interior decente que tienen.

Vaya trabajo te estás marcando con el Eurobasket femenino, Avenida.

PD. Oído lo de la Fantasy, Juanejo ;)

MARIO B dijo...

ojalá se decidan a priorizar a herrmann por sobre morrison, un jugador al que cuando dispuso de confianza, no le pesó para nada la titularidad a pesar de ser un "rookie". creo que lo mejor que podrían hacer con morrison (y mas tras la renovación de wallace, seguro titular en el puesto de alero) es tratar de conseguir algún jugador alto decente, mas aún con una nueva (uuhhff!!) lesión de may. un heywood que la tiene conflictiva en los wizards... quizá un gadzuric que está visto, no gusta mucho al coach de los bucks... si, ya se que no son gran cosa los que nombro, pero pienso en jugadores que podrían tener posibilidades de ser soltados por sus equipos a estas alturas... o buscar un traspaso con algún pivot barato y con algo de proyección, tipo biedrins o pachulia, que entran en las posibilidades salariales de cambio x adam, que ya ganaron experiencia, pero son de lo poco alto para jugar de espaldas al aro que tienen sus equipos como para soltarlos, pero con intentar nada se perdería... en fin, creo que tantos aleros están sobrando en charlotte. mientras a herrmann no lo limiten poniéndole de ala pivot (es un tres de aquí a la china...) , creo que tiene que ser quien le pelee el puesto a gerald.
que morrison aún no dio lo mejor de si? pues para que quieres tantos aleros con lo que hay (dudley de 3° opción estaría mas que bien), cuando no solo necesitas hombres altos de fiar, sino también algún base decente para darle descanso a felton?
tan solo con eso, creo que podríamos estar hablando un poco mas seriamente de las posibilidades de ver los bobcats en P.O.

michigan dijo...

Buenas Mario B.

Un placer leer comentarios así.

Coincido en que si antes necesitaban un hombre alto, ahora conseguirlo es algo absolutamente primordial.

Y para hacerlo puede que Adam Morrison sea la pieza más apetecible y a la vez más prescindible.

Brendan Haywood sería interesante (y además tiene pasado en North Carolina), pero se me antoja poco a cambio de Adam Morrison, que quieras que no, sigue teniendo bastante cartel por allí.

De momento, parece ser que están probando con Ryan Hollins, pero es un jugador al que ni siquiera le dieron la oportunidad de jugar durante la temporada pasada.