viernes, septiembre 28, 2007

La Previa 2007-08. Atlanta Hawks.


Los Atlanta Hawks se presentan una nueva temporada más con los ánimos renovados en pos de conseguir salir del pozo. La esperana, como de constumbre, viene de jugadores jóvenes como Acie Law o Al Horford, que vienen a engrosar el extenso 'young core' de una franquicia que durante el verano decidió asestar una terrible puñalada a su tradición desterrando el color amarillo de sus señas de identidad.

El Draft vuelve a ser el principal refuerzo.

La Diosa Fortuna quiso que los Atlanta Hawks disfrutaran de dos picks en lugar de uno con ese número 11, puesto que la ronda se hubiera quedado en Indiana en caso de haber sido un Top 10.

Con el número 3, los de Billy Knight cogieron a Al Horford, un ala-pívot con el que seguir engrosando por segundo año consecutivo un juego interior que aún se antoja corto. Agresivo en defensa y seguro en ataque, debe ser titular en detrimento de Marvin Williams.


Con el número 11, Acie Law, un base superanotador que tiene en el tiro de tres un arma a la que todos temen según se acerca el final del partido. Por fin el equipo logró un base joven que, si bien no es el mejor director de cuantos pudieron coger en su día, sí supone un gran punto de apoyo para el peor ataque de la liga. Empezará como suplente, pero no deberá tener problemas en "comerle la tostada" a los compañeros que tiene por delante.


En esta última semana, la franquicia de Georgia ha sufrido las dos únicas bajas de la temporada. Royal Ivey puso rumbo a los Bucks antes de convertirse en el quinto base de Mike Woodson, mientras que Esteban Batista, una de las incógnitas del verano después de la versión desconocida que pudo verse en el Preolímpico de Las Vegas, ha puesto rumbo a Boston.


Queda por resolver la duda de Slava Medvedenko, aún agente libre. La plantilla tiene 14 jugadores bajo contrato y el juego interior sigue algo "mustio", por lo que el ucraniano podría tener una nueva oportunidad.


Refuerzos necesarios pero, ¿Suficientes?

Si supera los problemas físicos que le atormentaron durante la temporada pasada (empezó rompiéndose la mano y acabó con una operación de rodilla), todo parece indicar que Speedy Claxton comenzará el año como titular. A su lado, de nuevo Joe Johnson, que un año más parte como el único anotador contrastado y consistente en el tiro del equipo.

Claxton llegó al equipo para liberar al de Arkansas de las tareas de dirección, pero en caso de necesitar acaparar más balón, Speedy es capaz de ceder el bastón de mando y seguir penetrando para anotar como escolta. El ascenso de Johnson al estrellato continúa, pero el reconocimiento pasa por sacar al equipo de los puestos más bajos de la liga.

Pese a que su volumen sigue creciendo año tras año, Josh Smith debe seguir siendo inamovible en la posición de alero. En defensa puede hacerse cargo (y lo hace) de los hombres interiores, pero el escaso repertorio de movimientos ofensivos al poste, lleva al equipo a jugar con cuatro abiertos o a otro de sus compañeros (frecuentemente Marvin Williams) a meterse en la zona. El año pasado mostró mejoras en el tiro y su crecimiento debería pasar por seguir refinando su juego en ataque.

Como 'cuatro', Al Horford debe ser el hombre que parta con más papeletas. Más duro en defensa que Marvin Williams y con más posibilidades en ataque que Shelden, el de Florida ya está acostumbrado a jugar partidos de alto nivel, por lo que la transición a la liga de los mayores debería ser menos traumática que en el resto de novatos. Ante la falta de alternativas, Zaza Pachulia continuará siendo el pívot titular. Pese a no ser una maravilla, su desgaste en defensa y la lucha por el rebote siempre es algo de agradecer.

La soledad de ser pívot en Atlanta.

En el banquillo, y pese a que sea Speedy Claxton quien parta como base de inicio, en caso de que Acie Law confirme las expectativas y según se vaya asentado en la liga, el rookie de Texas A&M podría hacerse con un hueco entre los cinco titulares. En caso contrario, Tyronn Lue sería el reserva, e incluso si el de Hofstra cayera lesionado (algo nada descartable), Lue podría hacerse con la titularidad con el objetivo de quitar presión sobre el novato. Como cuarto base, Anthony Johnson, que será recordado como el hombre por el que perdieron a Nick Fazekas.

Para las otras cuatro posiciones, la situación parece la inversa: tres hombres se antojan claves en un banquillo descompensado. Josh Childress sigue creciendo en ataque y defensa, conviertiéndose ya en uno de los mejores sextos hombres de la liga. Los dos mejores jugadores del equipo le tapan el paso, pero a nadie se le escapa que él es el tercero.

Marvin Williams se enfrenta a su tercer año, una temporada clave, según parecer incdicar las últimas tendencias. El año pasado comenzó a torcerse sin haber empezardo cuando se rompió la mano. Debe dar muestras de mejora si no quiere seguir oyendo de por vida aquello de que fue escogido por delante de X e Y, y gran parte de ello pasa por demostrar más ganas en la pista, dado que las herramientas las tiene. Empezar desde el banquillo no sería un mal toque de atención, aunque Woodson tampoco anda sobrado de testiculina.

Shelden Williams será el hombre-comodín del juego interior. Su capacidad defensiva y seguridad reboteadora resultarán de gran importancia en una terna de pívots que no anda sobrada de dureza. Y es que quienes completan el juego interior no son otros que Lorenzen Wright, lejos ya del pívot útil de años anteriores, y Solomon Jones, un hombre que puede resultar de gran ayuda en el juego de contraataque, pero al que aún resta mucho rodaje por delante.

Por último, queda recordar a Salim Stoudamire, un escolta con extraordinaria capacidad de tiro que deberá echar una mano para acelerar el partido cuando el tedioso juego de ataque en estático de los Hawks se quede atascado.

Previsión.

Los cambios en la plantilla son muy positivos, pero aunque la juventud es un patrimonio valioso, la falta de experiencia puede ser una contrapartida importante. Necesitan de la madurez de hombres como los Joshes y los Williams para dar el salto hacia adelante.

La falta de alguna pieza más para el juego interior puede hacerles daño en una Conferencia que ha dado un paso adelante al respecto, pero si los dos rookies se adaptan con normalidad, habrá que tenerles en cuenta para el octavo puesto de la Conferencia Este.

4 comentarios:

sixers29 dijo...

es un equipo que parece que por fin tiene plantilla para luchar por entrar en los playoffs,a primera vista pintan bien. El quinteto que has puesto creo que será el que veamos a principio de temporada.

Juanejo dijo...

el año pasado yo pensaba que los hawks iban directos a la post temporada, pero nada de nada. este año, supongo que por dentro jugaran harford y shelden williams, no se, ya de este equipo no me creo nada.

michigan dijo...

Buenas chicos.

Si Shelden Williams fuera capaz de empezar esta temporada de la misma forma que acabó la anterior, no hay duda de que que debe ser titular.

Pero, al menos al principio, intentaría buscar algo de equilibrio. Horford con Pachulia, Shelden con Marvin cuando éste entre como 'cuatro'.

Por la mente de Mike Woodson puede pasar cualquier cosa menos algo bueno.

mario b dijo...

veo difícil que entren en playoffs por algo que, como bien dijo michigan, serà el factor clave en este equipo: la experiencia y madurez de (1º) jugadores como josh smith o marvin williams, que nadie (o al menos yo) duda de su calidad... el tema es que lo demuestren, con constancia y no solo en numeros individuales (de hecho josh a esto ya lo a hecho), sino tambièn en su aportaciòn al equipo, en la regularidad de sus desempeños o en el caràcter que demuestren para desequilibrar en los momentos justos y necesarios, sin volverse unos chupones, o para empujar a otros talentos (y aquì està lo 2º) con menos experiencia aùn : los rookies horford y law, de cuya ràpida maduraciòn y evoluciòn dependeràn las posibilidades de que los hawks hagan algo mas de lo visto los ùltimos años. otros dos con talento de sobra para ilusionarse... pero vamos, no es justo cargarle a ellos la responsabilidad de tirar del carro que hace rato no sube la pendiente. igual viendo los numeros de al en la pre, da para ilusionarse.
y luego de que joe j. no se lesione y se consolide como estrella del equipo, que speedy tampoco se rompa ràpido, de que pachulia suba un peldañito mas y sea lo mas regular e incansable que pueda, que childress siga aportando mucho desde el banco, que shelden sea el que cerrò el año...
ahora... con tanto base en el roster, no serìa bueno intentar algùn cambio (tipo lue) para cubrir los puestos mas desprotejidos? algo no muy pomposo, pero un poco mas util...
como veràs michigan coincido en casi todo, y aunque no aporte demasiado a lo comentado, no querìa quedar afuera con una camiseta que me gusta mucho y espero ver un poco mejor este año.